Viajeros de Mundo Conocido

Este blog pretende poner al seguidor de El Heredero de los Seis Reinos en contacto con los personajes, territorios, historias y tramas que envuelven esta saga de fantasía. Con una periodicidad semanal se subirán relatos y leyendas que tendrán como protagonistas a personajes y hechos que irán apareciendo en las novelas de forma secundaria. Sin duda, el blog Historias de los Seis Reinos será siempre un punto de referencia al que acudir.

lunes, 16 de junio de 2014

Relato nº 65 Instinto de supervivencia



No tenía edad para asumir aquella responsabilidad pero había perdido su partida contra el destino. Riuth debía hacerse cargo de los tres pequeños. Una avalancha de nieve destrozó su cabaña y arrolló a sus padres mientras trataban de poner a salvo el escaso ganado que les quedaba tras un frío ciclo solar superior. Ellos se protegieron en la cueva. Una y mil veces les habían repetido que en las grandes tormentas debían refugiarse entre aquellas paredes de piedra, donde siempre había carne seca y pieles de osos preparadas.

     Cuando todo acabó, empezó el verdadero caos. La soledad se cernió sobre ellos amenazante. Riuth tenía que ser fuerte, sólida como una roca, ocultar el pavor que se había adueñado de su alma. Era la mayor y debía comportarse como tal. Así que sonrió, tomó a la menor de sus hermanas en brazos y pidió a los pequeños que la acompañaran, que debía hacer un recado.

     Esperó a las primeras luces del alba. En un morral recogió los pocos alimentos secos que encontró y las pieles, y echaron a andar hacia la aldea más cercana. Sabía que nadie los acogería en sus casas. El ciclo solar superior había sido especialmente duro. Nevó sin descanso durante semanas eternas y los aldeanos se habían quedado sin reservas con las que alimentarse. El sol se resistía a volver y la desesperación conquistaba los corazones.


     Cuando los niños alcanzaron las primeras casas, los aldeanos salieron a consolarles y a escuchar su historia. Recibieron numerosas muestras de cariño, leche y un poco de queso. Sus vecinos los querían, pero no tenían con qué alimentar a sus propios hijos, así que no podían hacerse cargo de ellos. Les ofrecieron cobijo, pero dejando claro que a la mañana siguiente debían partir, y así lo hicieron.

    Caminaron durante muchas jornadas, disfrutando de la hospitalidad kalandryana y de los comerciantes que, llegados de otros territorios, visitaban los pueblos del reino blanco. Siempre hallaban alguien dispuesto a ayudarles a seguir camino. Aprendieron mucho de las personas que los cobijaban por las noches. Todos tenían grandes historias que contarles y consejos para evitar a los grandes depredadores de Kalandrya y a las enfermedades más temidas. Descubrieron cómo curar el mal rojo que cubría la piel de llagas y las fiebres provocadas por las temidas lilas.

     Traspasaron las fronteras de Kalandrya y conocieron la amabilidad sylviliana. El viento estuvo a punto de volverlos locos, pero aprendieron a soportarlo. 



Hicieron propios todos los dialectos que escucharon, abriendo su mente al aprendizaje que los permitía sobrevivir. Intercambiaron productos de todo tipo. Lo que les daban en una aldea lo cambiaban en la siguiente y así hasta lograr hacerse con un buen ajuar de pieles y alimentos que garantizaban su supervivencia durante al menos un ciclo solar más. Sin apenas darse cuenta, se convirtieron en comerciantes experimentados. Hasta la más pequeña hallaba el momento preciso para sonreír y convencer a su interlocutor de que debía llevar a cabo el trueque por el que discutía. Jamás lo utilizaron para lucrarse, sino que todo lo que recibían lo entregaban a los que más lo necesitaban.

     El tiempo pasó y los niños formaron un equipo bien avenido y perfectamente ensamblado. Cada uno se ocupaba de una tarea y eran felices a su manera. Echaban de menos a sus padres, pero habían vuelto a sonreír y ya no temían a la nieve, al frío o al hambre. Descubrieron que hasta la más temible de las calamidades se supera con un poco de ayuda y tesón. Y se entregaron a la tarea de servir a los más necesitados a pesar de su propia debilidad.

    Su fama traspasó fronteras. Eran bien recibidos en todas las aldeas. Los más afortunados les entregaban lo que podían y los más necesitados acudían a ellos en busca de ayuda. A pesar de que todavía eran jóvenes, comprendieron que lo que hacían era grande y dieron las gracias a los espíritus de la tempestad por el camino que habían puesto bajo sus pies.

60 comentarios:

  1. Bonito relato. Ojalá la vida real fuera así y compartiéramos un poquito más en lugar de preocuparnos por almacenar y lucir.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una reflexión admirable, Gabi, pero por desgracia impensable en la sociedad en la que vivimos.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Bueno, aunque prefiero los de guerra.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo, Narciso, pero guárdame el secreto ;)
      Un saludo

      Eliminar
  3. Nunca me defraudas. Me encantan tus relatos y el libro también me está gustando mucho.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, María.
      Me alegra saber que te está gustando el libro.
      Un beso

      Eliminar
  4. Muchas gracias por el relato, es precioso. Me parece extraordinario todo lo que estás haciendo y como cada día tienes mas seguidores. <3 un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Mariam, por sumergirte en este mundo que con trabajo y constancia voy creando.
      Un beso

      Eliminar
  5. Es una historia entreñable que me contagia mucha energía positiva para empezar la semana.

    Un abrazo!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues entonces puedo decir eso de "misión cumplida", Débora.
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Los niños son un bello espejo en el que los adultos deberíamos mirarnos más a emnudo para aprender de ellos.
    Tus relatos son también un hermoso espejo que devuelve una imagen de perfección; la de tus escritos.
    Besos, Belén.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bonita frase, Belén.
      Muchas gracias por tus palabras.
      Un beso

      Eliminar
  7. Pues ya me dirás cual es el futuro de estos niños... ¿Se convierten en personajes de las novelas? ¿Estamos ante la infancia de alguno de los protagonistas principales de la saga?... Si es que siempre me dejas con las ganas de saber mas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la idea, Raven, aunque suene cruel por mi parte.
      Gracias por pasarte y por comentar.
      Un saludo

      Eliminar
  8. me encanta el relato y sobre todo la frase final.
    una vez más tengo que darte la enhorabuena.
    besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Teresa.
      Me alegro mucho de que te haya gustado.
      Un beso

      Eliminar
  9. Ohhhhhh que relato más bonito. Una oda a la superación y a la lucha por la supervivencia.

    Besos y abrazos

    ResponderEliminar
  10. Hola!!!
    Gran relato.
    Quería decirte que he acabado tu libro y hacía tiempo que no me enganchaba tanto con una lectura. No he podido dejar de leer hasta que lo he terminado. Cuanto tendré que esperar para la segunda parte?

    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Alexia.
      Me hace muy feliz saber que te ha gustado el libro.
      Mi idea, que espero cumplir, es publicar un o por año, así que para abril-mayo del año que viene tendré el segundo disponible.
      Un beso

      Eliminar
  11. Respuestas
    1. Muchas gracias, Juana.
      Me alegra saber que te ha gustado.
      Un beso

      Eliminar
  12. La fotografía es preciosa y el relato una maravilla
    ¡Felicidades!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Irene.
      No puedo estar más de acuerdo contigo en lo referente a la fotografía.
      Un saludo

      Eliminar
  13. Esta historia me ha enamorado, es preciosa.

    Un beso^^

    ResponderEliminar
  14. Me encanta lo de dar sin recibir, lo de ofrecer sin esperar y pensar que el mundo real podría ser mucho mejor si todos fuéramos un poco más niños
    Besosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto, Rosa, sin duda el mundo sería un lugar mejor.
      Un beso

      Eliminar
  15. Excelente relato mi querido amigo Besitos :)

    ResponderEliminar
  16. Si hiciéramos lo mismo hoy en día, muchos de los problemas que tenemos no existirían. Me gusta la forma como planteas nuestro mundo a través de tus relatos. Gracias por tus historias.
    Un besote

    ResponderEliminar
  17. Me encanta este género y devoro cada libro que cae en mis manos, pero debo decirte que el tuyo es de lo mejor que he leido últimamente. Le tenía ganas y no me ha defraudado nada. No sé si podré esperar un año a que publiques el siguiente *_*
    Muy bueno también el relato, ahora me queda la duda que ha planteado antes otro lector... Alguno de estos niños es Bágrok, o Hárendal, o Durfren??????

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Marga.
      Me alegra mucho saber que el libro ha sido de tu agrado.
      En cuanto a los personajes... ¿Quién sabe? ;)
      Un abrazo

      Eliminar
  18. Pedazo de relato te has marcado ;) Me encanta
    En cuanto al libro solo puedo decirte que lo terminé ayer y que me caes muy mal ;)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, no es la primera vez que me lo dicen, Susana ;)
      Muchas gracias por tus palabras.
      Un abrazo

      Eliminar
  19. Respuestas
    1. Muchísimas gracias.
      Me alegro de que te guste.
      Un abrazo

      Eliminar
  20. Leyendo esta historia me dan ganas de coger la maleta e irme a vivir a ese mundo que has creado, pero como las circunstancias familiares y laborales me lo impenden me conformo con seguir imaginando que estoy en Kalandrya o en cualquier otro de los reinos de mundo conocido.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y que nunca nos falte la imaginación, Carlos.
      Gracias por pasarte y comentar.
      Un abrazo

      Eliminar
  21. no te puedes hacer una idea de la envidia que me das, llevo mucho tiempo intentando escribir relatos y todo lo que hago va directo a a la basura.... da gusto ver como te lo has currado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo es ponerse, Ainhoa.
      Te recomiendo que dejes que alguien los lea antes de tirarlos. A mí, muchas de las cosas que escribo no me convencen y, en cambio, luego gustan. Nunca se sabe.
      Un abrazo

      Eliminar
  22. ¡Hola amigo! he estado un tiempo desconectado de internet pero me alegra ver que tus historias siguen tan geniales como siempre :)
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te echaba de menos, Hammer.
      Me alegra mucho volver a verte por aquí.
      Un abrazo

      Eliminar
  23. muy buena historia y muy bien escrita

    saludos

    ResponderEliminar
  24. Hola, como está!!!!
    Es un cuento muy lindo y me encantó mucho.
    Saludos desde el otro lado del mar ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Lucinda.
      Me alegra mucho saber que te ha gustado.
      Un saludo

      Eliminar
  25. Hola!!!!
    Buena no, buenísima esta historia. Me ha encantado
    Besos ^_^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo que me alegro de verdad, Verónica.
      Un beso

      Eliminar
  26. ¡Magnífico Miguel, como siempre!

    Realmente interesante y ameno de leer.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Francisco.
      Me alegro mucho de que te haya gustado.
      Un abrazo

      Eliminar
  27. Una nueva semana quedo prendada por tus letras. Ahora a esperar a la semana que viene. Besotes!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya queda menos, Eva.
      Muchas gracias por pasarte.
      Un beso

      Eliminar
  28. Que historia tan emotiva, me encanta! Besos y felicidades!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias, Susana.
      Siempre es un placer verte por aquí.
      Un beso

      Eliminar
  29. Hola, bueno antes que nada decirte que no he terminado el libro pero estoy super enganchada ^^, espero terminarlo este finde, en general me esta gustando, es distinto y muy ameno, aunque si es verdad que me estoy temiendo que me vas a dejar con las ganas de saber como acaba la historia :(

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, es lo que tienen las sagas, Valen. Con tu apellido deberías saberlo ;)
      Me alegro mucho de que te esté gustando.
      Un beso

      Eliminar
  30. Siento curiosidad por saber mas de esta historia,continuará en alguno de los libros???

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo lo que acontece en este blog tiene o tendrá que ver con los libros, Ana.
      Gracias por dejarte caer por aquí.
      Un saludo

      Eliminar