Viajeros de Mundo Conocido

Este blog pretende poner al seguidor de El Heredero de los Seis Reinos en contacto con los personajes, territorios, historias y tramas que envuelven esta saga de fantasía. Con una periodicidad semanal se subirán relatos y leyendas que tendrán como protagonistas a personajes y hechos que irán apareciendo en las novelas de forma secundaria. Sin duda, el blog Historias de los Seis Reinos será siempre un punto de referencia al que acudir.

lunes, 2 de junio de 2014

Relato nº 63 Una sombra en el bosque



Cuando Nabúly apoyó su mano en el pecho de Hizleya y notó las desbocadas palpitaciones de su corazón, supo que habían cometido el mayor error de sus jóvenes vidas.

    Todo empezó al anochecer. El sol abandonaba sus dominios para dejar paso a una somnolienta luna. Nabúly acudió al hogar de Hizleya y llamó su atención lanzando unas piedras sobre su venta. Ella estaba acostumbrada a sus visitas nocturnas, así que se asomó rauda.

    — Un día vas a romper el cristal y mi padre te matará —dijo riendo al verlo.

    — Baja.

    — Ni de broma. Ya sabes que no me dejan salir de noche respondió ella.

    — No tienen por qué enterarse. Volveremos antes de que amanezca.
    La joven rio nerviosa mientras se acariciaba el pelo.

    — ¿A dónde quieres que vayamos a estas horas?

    — Tú confía en mí —contestó el muchacho.

    Unos instantes después, Hizleya descendía por la pared de su hogar aferrada a las enredaderas que la cubrían. Cuando alcanzó el suelo, sus manos estaban completamente verdes, lo que provocó una sonora carcajada en Nabúly.

   — Chsssssssssss. ¡Cómo mi padre nos oiga te van a quedar pocas ganas de seguir riendo! —susurró.

   En silencio, y avanzando sigilosos como dos gatos, abandonaron la aldea en dirección al bosque. La luna brillaba espléndida en el cielo, alumbrándoles el camino hasta que alcanzaron los primeros árboles. Un murmullo de satisfacción escapó de sus gargantas al comprobar la belleza de la noche bajo las frondosas ramas sylvilianas. El viento soplaba, como siempre, moviendo las hojas, que desdibujaban la luz de la luna sobre el suelo creando un espacio mágico dónde moraban el suave silbido del viento y los maravillosos reflejos que parecían bailar sobre el suelo.
    Decidieron tumbarse para disfrutar del espectáculo que mejoraba por momentos, ya que dos ardillas descendieron de uno de los árboles para situarse junto a ellos. Los animalitos los miraban divertidos y comenzaron a empujarles con sus patitas, hasta que lograron que se levantaran y los siguieran hacia la profundidad del bosque.

   Aquello no entraba en los planes de Hizleya, que quería regresar a casa antes de que sus padres se percataran de su ausencia, pero resistirse a los encantos de aquellas ardillas era imposible.

  Conforme avanzaban, la oscuridad ganaba terreno. Un silencio suntuoso se adueñó de los animales y de los árboles, hasta que Nabúly se detuvo de golpe.

   — ¿Lo oyes?

   — No escucho nada —respondió la joven.

  — A eso me refiero. El viento ha parado —dijo Nabúly con el primer atisbo de preocupación asomando en su mirada.

            Durante sus catorce años de vida, el viento había sido su más fiel compañero. Delicado, apasionado, rebelde, agresivo e incluso compasivo, siempre los había guiado. Los ancianos sylvilianos decían que el día que dejara de soplar, Mundo Conocido sucumbiría. Y estaba ocurriendo.



   El silencio se tornó opresivo y espeso, obligándolos a sentarse. Apenas podían respirar y no sabían en qué lugar del bosque se encontraban. La oscuridad crecía a su alrededor, borrando los últimos reflejos de la luna. Los animales callaron temerosos y los dos jóvenes se abrazaron apoyando sus espaldas contra el tronco de un árbol.

  Un extraño rugido los sobresaltó. Buscaron en la oscuridad el origen de aquel horrible sonido, cuya intensidad iba aumentando. Hizleya se pellizcó con fuerza para asegurarse de que estaba despierta y entonces la vio. De entra la espesura de la arboleda surgió una sombra de la que solo se distinguían dos ojos anaranjados. El silencio se hizo aún más aterrador cuando la fantasmagórica silueta se dirigió hacia ellos.

 Nabúly apoyó su mano en el pecho de Hizleya y notó las desbocadas palpitaciones de su corazón; entonces supo que habían cometido el mayor error de sus jóvenes vidas…



           

54 comentarios:

  1. Sublime ritmo el que le das al relato para luego dejarlo en su punto más emocionante.
    Exquisito!!!!
    Besistosssss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Amelia.
      Me alegro mucho de que te haya gustado.
      Un beso

      Eliminar
  2. Buenas noches.
    Tengo que reconocer que has hecho que me estremezca y que ahora cuando apague la luz me dará miedo pensar en mirar a la oscuridad por si veo algo naranja ^_^ Un abrazo grande y feliz noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces puedo decir eso de "misión cumplida" :)
      Un abrazo, Mariam.

      Eliminar
  3. Una historia inquietante y real. ¡Cuantas travesuras de adolescente no han terminado en tragedia! Me ha gustado mucho.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Visto así, Débora, sí que es cierto que a veces la realidad no golpea con noticas tristes sobre hechos parecidos, aunque no tan fantásticos.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. agggggg, que mieditoooooo!!!!! :)
    y como sigue? que les pasa?
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sigue así, Elena:
      Entonces, el rugido aumentó de intensidad y...
      ;)
      Un saludo

      Eliminar
  5. Enhorabuena. Me gusta especialmente cómo reflejas el derrumbe de los chicos y como el miedo se apodera de ellos. Gráfico y original.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Joaquín.
      Me alegra mucho saber que te ha gustado.
      Un saludo

      Eliminar
  6. Ya se echaba en falta una historia de estas. Me encantan las de terror. Sólo de imaginar la cara de angustia de los chicos se me ponen los pelos de punta.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de haber acertado con el relato, Rosa.
      Un beso

      Eliminar
  7. Es realmente bueno.
    Me he puesto en la piel de la chica y he sentido escalofríos. Simplemente estupendo. Me encanta lo de las ardillitas.
    Este blog desprende aroma a talento en estado puro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Talento no sé, pero emoción cada vez que leo un comentario como el tuyo te lo puedo asegurar, Luisa.
      Un abrazo

      Eliminar
  8. bueno no, buenísimo!!!!!!
    besos desde ávila!!!!!

    ResponderEliminar
  9. ¡Bravo! me gusta muchos el desarrollo de la historia. Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Muy buen lunes. Que sería de este día de la semana sin tus relatos.
    Ya he comenzado a leer tu libro y estoy emocionada.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ahora estaré con los nervios a flor de piel hasta saber qué te ha parecido, Violeta.
      Espero que no te defraude.
      Un beso

      Eliminar
  11. Ya podías haber hecho un relato de un rey abdicando, seguro que en un día como hoy recibías muchas visitas XD
    Como siempre es un gozo leerte.

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que hubiera sido lo suyo, Fernando. Al menos hubiera tenido muchas visitas a través de los buscadores ;)
      Gracias por pasarte.
      Un abrazo

      Eliminar
  12. wow que gran relato, la verdad es que me muero por saber que les pasa a los chavales, aunque no pinta nada bien >.<

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo dejaremos abierto a la imaginación, Valen. Al menos de momento.
      Gracias por pasarte y comentar.
      Un saludo

      Eliminar
  13. Gracias Miguel por permitirnos compartir tus aventuras. Verte crecer como escritor y que nos sigas haciendo soñar y disfrutar con relatos como este es algo único.
    No dejes nunca de escribir porque a mí tus obras me permiten disfrutar y ser un poquito más feliz. Un beso

    Tere

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Tere, por compartir conmigo todos estos momentos.
      Un beso

      Eliminar
  14. Me encanta la atmosfera que creas y como describes el miedo de los personajes. Enhorabuena y a seguir con tu exitos. El libro es fantástico.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Noe.
      Me alegra mucho saber que todo está siendo de tu agrado.
      Un saludo

      Eliminar
  15. A mi tambien me ha gustado mucho este relato y es que son muchas las veces que he querido hacer lo mismo, es decir, emprender locuras sin pensar en las consecuencias.
    Me encantó tú libro, me enamoró vamos. ^^

    Un beso

    ResponderEliminar
  16. UNA HISTORIA QUE ME HA PUESTO LA CARNE DE GALLINA. FELICIDADES. ES MUY BUENA. SALUDOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María.
      Siempre es un placer tenerte por aquí.
      Un saludo

      Eliminar
  17. Me encantan este tipo de lecturas. Son perfectas para evadirse durante unos minutos de todo y de todos. Por cierto, tu libro es impresionante.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias, Eva.
      Me alegro mucho de que te haya gustado.
      Un beso

      Eliminar
  18. magnífico, como siempre, y el libro más todavía :) un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Irene.
      Me alegra saber que todo te está gustando.
      Un beso

      Eliminar
  19. Estás tu qe salgo yo de casa de noche y me meto en ese bosque :) :) :)
    Salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, la verdad es que es para pensárselo dos veces, Gabi.
      Gracias por dejarte caer por aquí.
      Un saludo

      Eliminar
  20. Mi mas cordial enhorabuena por tu libro.Lo he leido y verdaderamente es fantástico.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada vez que alguien me dice eso, Valeria, la emoción me comprime el corazón.
      Muchas gracias.
      Un abrazo

      Eliminar
  21. Los bosques de Mundo Conocido son peligrosos, ¡y me encantan! Enhorabuena por la marcha que lleva el libro, pero no dejes estos relatos, que me tienen enganchada.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mientras me queden fuerzas, e inspiración, no los dejaré, Mar.
      Un beso

      Eliminar
  22. Me encanta este relato. Misterio, suspense, intriga, miedo. Lo tiene todo. Es redondo.

    Mil besos ^_^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo que me alegro, Marga.
      Gracias por tus palabras.
      Un beso

      Eliminar
  23. hola miguel.
    esta historia es fantastica pero me muero de ganas de saber como termina
    *^*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues habrá que esperar un poco para saber más, Susana. Quizás en el segundo de los libros.
      Gracias por pasarte.
      Un beso

      Eliminar
  24. me gustan las historias con intriga, y si encima el final es abierto, pues mejor que mejor. por cierto, la portada de tu libro me parece de alucine. estoy deseando leerlo. saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Francisco.
      Espero que cuando lo leas cumpla tus expectativas. En cuanto a la portada, coincido plenamente contigo.
      Un saludo

      Eliminar
  25. — ¿Lo oyes?
    — No escucho nada —respondió la joven
    — A eso me refiero. El viento ha parado.

    Este diálogo me pone los pelos de punta :) Es perfecto!!!!
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Merlín.
      Me alegro de que te haya gustado.
      Un saludo

      Eliminar
  26. Me ha encantado!!!! escribes de maravilla. enhorabuena. un beso fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras, Eilean.
      Un beso

      Eliminar