Viajeros de Mundo Conocido

Este blog pretende poner al seguidor de El Heredero de los Seis Reinos en contacto con los personajes, territorios, historias y tramas que envuelven esta saga de fantasía. Con una periodicidad semanal se subirán relatos y leyendas que tendrán como protagonistas a personajes y hechos que irán apareciendo en las novelas de forma secundaria. Sin duda, el blog Historias de los Seis Reinos será siempre un punto de referencia al que acudir.

lunes, 3 de noviembre de 2014

Relato nº 84 Justicia utsuriana



Dos mazorcas de maíz por un trozo de pan. Ese era el trato. Por mucho que intentó convencer al joven panadero de que le cambiara la hogaza por una piel de oso, cuyo valor era muy superior al estipulado, no hubo posible negociación ni regateo.
          — Si quieres el pan, cambia tu piel de oso por maíz a cualquiera de los comerciantes que hay fuera —decía una y otra vez el artesano de la harina.
            — Pero si te doy la piel de oso, obtendrás muchísimas mazorcas a cambio y yo me ahorro tener que negociar —insistía el guerrero, que estaba hambriento y ansiaba echarse un trozo de aquel sabroso manjar a la boca.
            Habían entrado en una discusión redonda, en la que cada uno defendía su postura sin plantearse siquiera que el otro tuviera algo de razón.
            El guerrero utsuriano no estaba acostumbrado a la justicia kalandryana. En su tierra existían las monedas y todos trataban de engañar para cobrar un importe muy superior al justo. Sin embargo, en aquella tierra helada se respetaba el valor de las cosas hasta extremos insospechados. Nadie quería beneficiarse de los trueques, sólo obtener lo que les correspondía. Si regateaban, era porque discrepaban de la calidad de las pieles o de los productos, nunca porque trataran de engañar a sus vecinos.
            Aquella justicia lo exasperaba. Tampoco había podido comprar la lealtad del jefe del clan, a pesar de que le prometió riquezas insospechadas y manjares que sus brutas fauces jamás habían degustado. Se mostraban incorruptibles. Querían vivir tranquilos, era lo único que les importaba.
            Sus casas variaban de tamaño en función del número de hijos, nunca de la posición social que ocupaban. Sus ropas se confeccionaban con pieles, desde el más humilde campesino, hasta el jefe del clan. Su máximo objetivo era estar en paz y disfrutar de la belleza de aquellos paisajes nevados.
            Para el guerrero, acostumbrado a la sordidez, la envidia y la lucha de poderes utsuriana, aquella mojigatería le resultaba insoportable. Debía abandonar aquellas tierras lo antes posible para continuar su camino y cumplir con su misión, o tanta bondad le iba a devorar las entrañas. Así que, sin dudarlo, sacó su espada, cortó el cuello a aquel estúpido panadero y se llevó las hogazas que tanto ansiaba.
            Al salir, limpió la afilada hoja de su acero y sonrió satisfecho, observando como la sangre del justo kalandryano alcanzaba el portal de su hogar.
            — Tenías que haber aceptado mi oferta —pensó…


46 comentarios:

  1. Una historia increible llena de intriga y con un aire dramático que la hace sufrible. Me ha encantado.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Buenas noches Miguel, el relato es una maravilla,todo está perfectamente enlazado a una continuación, supongo que ya en el segundo libro. Deseando estoy de leerlo.

    Eres un escritor fantástico.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Digamos que es una manera de conocer un poco más sobre la cultura utsuriana, Débora.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. realmente genial! ^^.
    sigue así, que estaré aquí para leer todo lo que escribas! ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo que te estaré mil veces agradecido, María.
      Un saludo

      Eliminar
  4. Esta historia debe continuar, se ha quedado muy emocionante :]

    BESOS!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Una entrada impresionante!! me gustó muucho!!!! ^^

    Un beso! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias.
      Me alegra saber que te ha gustado.
      Un beso

      Eliminar
  6. Está muy bien escrita y es fácil de leer.
    Muy buen relato.
    Un abrazo

    Narcy

    ResponderEliminar
  7. Me gustó, pero le faltó "algo", no sabría decir el qué. Tal vez un final diferente :))))


    Saludos!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que el comerciante kalandryano estaría de acuerdo contigo, Gabi ;)
      Un saludo

      Eliminar
  8. es buenisimo!!!!!
    gracias por compartirlo. besosssss

    ResponderEliminar
  9. Realmente es un placer venir a leerte. Sabes muy bien como hacer que nos sintamos parte de tus historias. ¡Que tengas una buena semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El placer es mío por poder contar con comentarios como el tuyo, Francisco.
      Un saludo

      Eliminar
  10. Guauuu que bueno. Me encanta poder leerte. Vaya manera de empezar la semana, con cuerpos moribundos sobre la nieve jeje.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte, Raven.
      Siempre es un placer verte por aquí.
      Un abrazo

      Eliminar
  11. Llevo leyendo tus escritos hace como un año y sigues manteniendo esa magia al escribir tus relatos... eres de los pocos buenos escritores que merece la pena seguir. Saludos, sigue así...

    ResponderEliminar
  12. Cada vez que leo uno de tus relatos me colocas en el dilema de no saber si felicitarte por lo bien que escribes o odiarte por dejarme siempre con ganas de seguir leyendo ^_^
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, ambas opciones son válidas en este caso, Susana ;)
      Un abrazo

      Eliminar
  13. me gustó mucho tu relato, tienes una imaginación muy poderosa y bien cultivada, hubiera preferido un final menos real.
    un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podía haber sido diferente, Mariam, pero la propia historia pedía ese desenlace.
      Gracias por pasarte.
      Un beso

      Eliminar
  14. Un magnífico relato que derrocha imaginación y me transporta a ese mundo que has creado y que al leer sobre él hace que me quede embobada delante de la pantalla. Genial. Besos

    ResponderEliminar
  15. MUy buena la historia. De esta manera podemos descubrir un poco más de la crueldad utsuriana ;) Salu2

    ResponderEliminar
  16. holaaa! escribes absolutamente fantástico, en vez de tener un blog, deberias escribir un libro! ah, vale, que eso ya lo has hecho :)

    un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, a decir verdad escribir, lo que se dice escribir un libro, lo estoy haciendo. Pero ya no es el primero ;)
      Un saludo

      Eliminar
  17. Esto se está poniendo interesante, muy interesante. A seguir así ^^
    Mil besitos de fin de semana.

    ResponderEliminar
  18. me caen mal a mí los utsurianos estos. espero que les metas mucha caña en los próximos libros.
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, digamos que sabrás mucho de este reino, Salva. Si sigues la saga...
      Un saludo

      Eliminar
  19. Yo hubiera aceptado la piel de oso ;)
    Muy bueno.
    Un abrazo y buen finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también ;)
      Gracias por pasarte, Joaquín.
      Un abrazo

      Eliminar
  20. Me encanta cuando relatan algo de manera tan sencilla como lo has hecho, se va al meollo del asunto sin dar rodeos sobre lo mismo una y otra vez, y encima te quedas intrigado con lo que estás leyendo. Ahora me quedo con ganas de saber que pasa con el asesino.

    Un saludo.!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues de momento se va con la recompensa. Luego ya veremos...
      Un saludo

      Eliminar
  21. Muy bueno, Miguel. Me gustó la estructura y como creas el ambiente centrando la trama en la negociación y escondiendo el asesinato hasta el final. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Noe.
      Me alegra saber que te ha gustado.
      Un beso

      Eliminar
  22. Me ha gustado el relato. Me enganchó desde el principio y me mantuvo expectante y en tensión hasta el final. Una historia muy real en la que el fuerte vence al débil una vez más. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Demasiado real a veces, Carlos. Por desgracia es así.
      Un saludo

      Eliminar
  23. Está super bien escrito. Es adictivooo ^_^

    Nerea

    ResponderEliminar