Viajeros de Mundo Conocido

Este blog pretende poner al seguidor de El Heredero de los Seis Reinos en contacto con los personajes, territorios, historias y tramas que envuelven esta saga de fantasía. Con una periodicidad semanal se subirán relatos y leyendas que tendrán como protagonistas a personajes y hechos que irán apareciendo en las novelas de forma secundaria. Sin duda, el blog Historias de los Seis Reinos será siempre un punto de referencia al que acudir.

lunes, 25 de noviembre de 2013

Relato nº 40 Regreso al mar


Nunca el mar estuvo tan vivo. Las olas alcanzaban la altura de las estrellas y los barcos desaparecían llevando en su interior decenas de almas condenadas al olvido de las profundidades. Durante tres días los ejércitos de blanca espuma arrasaron las costas del reino de Vharane. Los más ancianos no recordaban una tormenta de furia tan devastadora. El agua penetró en la tierra  hasta llegar a los desiertos, creando vergeles donde antes sólo había arena. Y fue en uno de esos oasis repentinos donde la encontraron.




            Había cesado de llover y el sol intentaba recuperar el dominio del cielo. Las últimas nubes se alejaban mar adentro y el rugir de las aguas dio paso al silencio de la calma más deseada. Los habitantes de las aldeas comenzaron a auxiliar a las víctimas y a reparar los daños. Un grupo de aldeanos se acercó hasta el Desierto de  los Médanos recogiendo enseres que el mar había arrastrado hasta allí. Entonces la vieron. Un pequeño estanque de agua salada se había creado entre varias dunas de fina arena y, en el centro, una hermosa sirena permanecía varada moviendo su aleta sin parar. Tenía el pelo del color del sol y su rostro, dulce y cálido, reflejaba una gran tensión. Con suma rapidez, los hombres y mujeres que allí se encontraban corrieron al auxilio de tan majestuoso ser, pero nadie sabía cómo actuar. Un pescador había oído que a las sirenas no se las puede tocar, porque de lo contrario perderían su cola y morirían. Pero, ¿si no debían rozarla, cómo la llevarían hasta el mar?
            Unos y otros intentaban aportar ideas, cual más disparatada. Finalmente fue un niño el que dijo:
            -Si no podemos llevarla hasta el océano, ¿por qué no traemos el agua hasta aquí?.


            Y eso hicieron. Cientos de vharaneses llegaron desde las aldeas vecinas y empezaron a construir un canal que uniría el mar con el pequeño oasis, que ya empezaba a secarse a consecuencia de las altas temperaturas del reino del sol. Trabajaron día y noche cavando con palas y rastrillos y llevando cubos de agua hasta la sirena para que su cuerpo siempre estuviera húmedo. Después de dos semanas de esfuerzo colectivo, el mar llegó hasta el estanque inundándolo de agua y haciendo que la sirena pudiera nadar y sumergirse. Nadie quiso perderse el momento en el que aquel ser maravilloso atravesaba la enorme y profunda zanja cruzando el desierto. Los habitantes de los pueblos cercanos se amontonaban en las orillas del canal saludando alegres a la sirena, que agradecía la ayuda recibida luciendo esplendorosa una sonrisa que le iluminaba el rostro.
            Al llegar al mar se irguió sobre su cola, dejando el torso fuera del agua, y agitó la mano en señal de despedida. Luego se sumergió y puso rumbo a Zirwania, de donde el temporal la había arrancado semanas atrás.
            El canal que construyeron los vharaneses nunca se cerró y el agua sigue aprovisionando a un pequeño estanque situado en el desierto que hace las delicias de todos los que allí se bañan.
            Hay quien dice que en las noches de mar tranquila, las sirenas llegan hasta las costas del reino del sol, cruzan el canal y nadan hasta el estanque para visitar a sus amigos de Vharane, que un día demostraron que para ayudar a un ser vivo no hay que ser de la misma raza o especie, sino tener la voluntad de querer hacerlo.



Cuento narrado por bardos y aedos en los pueblos y aldeas  de los Seis Reinos

62 comentarios:

  1. Un cuento precioso. Me has dejado con una sonrisa de satisfacción. ;-)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La misma que me provoca a mí leer tu comentario.
      Un beso

      Eliminar
  2. Qué historia más linda. Muy bien escrita y muy bien contada.
    Felicidades!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Irene.
      Me alegra saber que ha sido de tu agrado.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Bonita historia. Aparecerán sirenas en tu libro?
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Salva.
      Pues en este primero no. En el segundo se mencionarán, aunque tampoco aparecerán. En el tercero...
      Un saludo

      Eliminar
  4. Buenos días, Miguel.
    Un relato precioso.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias.
      Me alegra saber que te ha gustado.
      Un beso

      Eliminar
  5. Bueno vale, nos creeremos que han construido un canal de
    Suez en pleno desierto para rescatar una sirena :-o
    Buena semana y haber cuando nos anuncias que el libro ya está a la venta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El poder de la fantasía y la imaginación, Marga.
      ¿Existe algo más grandioso? ;)
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Una historia preciosa. La solidaridad que trasmite es preciosa! Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Si todos hiciéramos un esfuerzo por demostrar ese espíritu de cooperación y servicio sin esperar nada a cambio, este mundo sería un lugar mejor. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No puedo estar más de acuerdo contigo, Débora.
      Un abrazo

      Eliminar
  8. Una hermosa leyenda digna de recordar. Sigues cautivándome con tu forma de escribir. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Me encanta ese corazón que demuestran las gentes de vharane y toda esa magiaa de la que siempre haces gala...

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Amelia.
      Me alegro de que te haya gustado.
      Un beso

      Eliminar
  10. Me gusta el mensaje de solidaridad que aporta este cuento. :) Y que sea un cuento de nereidas. :) ¡Buenas tardes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Laura.
      Me alegra saber que te ha gustado.
      Un beso y feliz semana

      Eliminar
  11. Me gusta la aparición de las sirenas en tus relatos. Siempre me han fascinado estos seres fantásticos. Espero poder seguir leyendo en tus libros sobre ellas.
    salu2

    ResponderEliminar
  12. Entrañable. Me ha gustado mucho

    Besitos!!!!!

    ResponderEliminar
  13. Hola Miguel!!!!

    Precioso tu relato :)

    Un fuerte beso!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Juana.
      Me alegro mucho de que sea de tu agrado.
      Un beso

      Eliminar
  14. Cuentos de tormentas de mar y sirenas. Me encanta!!!!!

    Besooooos!!!!!

    ResponderEliminar
  15. Como siempre es un placer poder leerte. Tus relatos me alegran el día
    Feliz semana

    Un besote!! ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me alegran el día comentarios como el tuyo, Sara.
      Muchísimas gracias.
      Un beso

      Eliminar
  16. Gran relato con una dosis de moraleja muy fuerte. Por desgracia esa colaboración entre seres de distintas especies no es más que una utopía en nuestra sociedad. Pero bueno, siempre nos quedará la fantasía.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Narciso. Por desgracía debemos echar mano de la fantasía para llegar a creer que algún día será posible que el ser humano pierda el egoismo que albergan muchos en su interior. Pero quién sabe, quizás en el futuro... Y si no siempre nos quedarán los sueños.
      Un saludo

      Eliminar
  17. un canal en el desierto hecho supongo que con palas y utensilios de labranza.... vale, aceptamos pulpo :) :) :) :)
    deseando leer el de la semana que viene

    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fantasía e imaginación, Francisco. De eso que nunca falte.
      Gracias por pasarte.
      Un saludo

      Eliminar
  18. Un cuento con moraleja. Siempre debemos estar dispuestos a tender nuestra mano a los demás, no importa la raza, por supuesto ninguna es superior. Por otro lado, los animales también ayudan al hombre por lo tanto igual trato deben tener. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No puedo estar más de acuerdo contigo, Lumi.
      Muchas gracias por pasarte y comentar.
      Un abrazo

      Eliminar
  19. Un relato genial Miguel!
    Me muero de ganas por leer el siguiente y espero que pronto tengas el libro publicado.
    Besazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, estamos ya en la recta final, Verónica. Ya queda menos.
      Un beso

      Eliminar
  20. Woww que bonito y que currado... Enhorabuena. Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Luisa.
      Siempre es agradable leer comentarios como el tuyo.
      Un saludo

      Eliminar
  21. ey que tal!!!
    me ha gustado mucho este cuento. escribes muy bien.

    un abrazo!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Javier.
      Me alegra saber que te ha gustado.
      Un abrazo

      Eliminar
  22. Como dirían en nuestra tierra, te ha quedao clavaico :)
    Besitos

    ResponderEliminar
  23. Emotiva la acción de estos aldeanos para ayudar a la sirena. Muy buen relato. Abrazos

    ResponderEliminar
  24. me ha gustado mucho, como siempre ^_^
    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Elena.
      Siempre es un placer verte por aquí.
      Un beso

      Eliminar
  25. Respuestas
    1. Gracias, Roger.
      Me alegra saber que te ha gustado.
      Un saludo

      Eliminar
  26. Una historia conmovedora.
    Muchos besos y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ainhoa.
      Feliz fin de semana también para ti.
      Un beso

      Eliminar
  27. Un cuento fabuloso... o una fábula bien contada. Elige tú mismo ^_._^
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cualquiera de las dos me vale, Martina.
      Muchas gracias.
      Un beso

      Eliminar
  28. Una entrada muy interesante
    Cada día voy teniendo mas ganas de leer tus libros
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya te queda menos para poder leer el primero, Lucía.
      Un beso

      Eliminar
  29. Mira lo que encontré :)

    http://www.cartagenadehoy.com/index.php?option=com_content&view=article&id=41960%3Ael-mundo-fantastico-de-un-escritor-cartagenero&catid=102%3Adestacado

    Enhorabuena!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya. Está claro que uno no puede esconderse aunque lo intente ;)
      Muchas gracias.

      Eliminar
  30. Me encantan las sirenas. siempre he soñado con ser una de ellas :) Ya ves que a cada loca le da por algo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sigue soñando, Mariam. Siempre he defendido que los sueños pueden llegar a hacerse realidad.
      Un beso

      Eliminar
  31. Jo Miki, precioso. Me encanta cuando la historia termina bien, te deja muy buen sabor de boca este cuento. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Sira, por pasarte y dejar tu comentario.
      Un beso

      Eliminar