Viajeros de Mundo Conocido

Este blog pretende poner al seguidor de El Heredero de los Seis Reinos en contacto con los personajes, territorios, historias y tramas que envuelven esta saga de fantasía. Con una periodicidad semanal se subirán relatos y leyendas que tendrán como protagonistas a personajes y hechos que irán apareciendo en las novelas de forma secundaria. Sin duda, el blog Historias de los Seis Reinos será siempre un punto de referencia al que acudir.

lunes, 2 de septiembre de 2013

Relato nº 29 Un nuevo rey




-¡Majestad, no me parece buena idea! Sois el rey de Myrthya y un monarca no debería mezclarse con sus súbditos en celebraciones populares y menos en ésta, donde hay  cientos de myrthyanos venidos de todos los rincones de vuestras tierras ávidos de cerveza y armados para participar en las distintas competiciones.
- Mi buen amigo, una de las ventajas de ser rey es que puedo hacer lo que me plazca sin necesidad de dar explicaciones a nadie, ni tener que escuchar sermones de uno de mis nuevos consejeros. Participaré en los Juegos de la Memoria para dar ejemplo y demostrar a mi pueblo que su rey no tiene rival en el manejo de la espada.

Frundial, que la historia de Myrthya recordaría con el sobrenombre de El Espigado por su gran altura, fue el primer monarca del reino del arco iris. Se autocoronó rey en el año 76 del segundo comienzo, tras la muerte de su padre, Shisenet. En su reinado se promulgaron las primeras leyes por las que debían regirse todos los habitantes de Myrthya. También creó un consejo asesor formado por los terratenientes más importantes que presidía el mismo rey. Era un hombre altanero, soberbio, mujeriego, preocupado de sí mismo y de su fortuna más que de su pueblo. Casado en tres ocasiones, sólo tuvo un descendiente varón, Rendelión, fruto de su segundo matrimonio. Precisamente acompañado de su único hijo acudió aquella mañana de los últimos días del ciclo solar inferior a los campos donde se celebraban los juegos.

-Permanece cerca, Rendelión, y verás cómo tu padre se hace con la victoria-, anunció el monarca a su vástago.
-Ten cuidado, padre, buenos luchadores participan en esta competición y su empeño y arrojo se incrementarán al enfrentarse al rey-, contestó prudente el joven príncipe.

La lucha con espada era una de las pruebas que más público y participantes concentraba. Frundial poseía gran destreza con el afilado acero y en años anteriores ya había ganado este torneo, aunque no siempre por su buen hacer con la espada, sino por la dejadez y el temor de sus oponentes ante la posibilidad de vencer al propio rey en contienda. Pero esta vez el monarca no contaba con Aresny, un fornido herrero cuya mujer fue forzada por el señor de Myrthya unos meses atrás. Su propia esposa, que prestaba sus servicios como sirvienta en las estancias de Frundial, le contó como el monarca la hizo llamar a sus aposentos y la obligó a desnudarse y a practicarle una felación mientras él la sobaba y besaba sus senos.
El herrero se deshizo de sus oponentes con extrema dureza mientras que el rey hacía lo propio con los suyos con más facilidad. Frundial disfrutaba humillando a sus rivales de menor destreza y luego solicitaba del respetable los aplausos y vítores que como rey su pueblo tenía la obligación de otorgarle. Finalmente el cuadro de enfrentamientos cruzó sus nombres.

-Buen herrero, ¿cómo está vuestra mujer? Llevo algún tiempo sin verla por mis dominios-, ironizó prepotente el monarca.

Aresny no contestó. Apretó sus labios con tal fuerza que una mueca de dolor se reflejó en su rostro. En su mente una lucha de sentimientos hacía temblar los pilares del raciocinio. El deseo de matar a aquel indeseable se confrontaba con el miedo a las represalias que sufrirían él y su familia por acabar con la vida del rey de los myrthyanos.
El juez ordenó comenzar el combate y Frundial inició una serie de duras y certeras acometidas que hicieron caer al suelo al herrero. El monarca se volvía mirando al público con los brazos en cruz mostrando la facilidad con la que estaba venciendo e intentando ridiculizar a Aresny. Los ciudadanos allí concentrados vitoreaban las acciones de su rey, aunque pocos le profesaban pleitesía real. El herrero se levantó y blandió su espada con ambas manos. Con un grito seco llamó la atención de Frundial que se dirigió hacia él.

-Al parecer no has tenido bastante todavía. Es curioso, estas mismas palabras se las dije a tu esposa la segunda vez que vino a verme-, dijo el rey, provocativo.

Aresny se abalanzó contra el rey con tal ímpetu que lo derribó cayendo sobre él y comenzó a golpearlo en la cara con la empuñadura de la espada. La nariz de Frundial estalló como si una fuente de aguas rojas brotara de su interior. Todo se enmudeció, hasta los pájaros parecían haber dejado de cantar. Entonces Aresny se asustó y dejó de golpear al rey. Se irguió y dándole la espalda al monarca se dispuso a abandonar aquel escenario. Frundial, herido en su orgullo y encolerizado, se levantó y con la espada en alto se dirigió hacia Aresny para asestarle un golpe traidor que acabara con su vida. El joven y corpulento herrero se giró lanzando su espada sin pensarlo contra la figura del rey, atravesando su pecho. Frundial cayó herido de muerte. Desde el suelo buscó la mirada cómplice de su hijo que se dirigía corriendo hacia él. Cuando Rendelión llegó junto a su moribundo padre sólo pudo recostarse a su lado cuerpo y cogerle la mano antes de que falleciera. Luego fijo su mirada en Aresny, que permanecía con el rostro desencajado y prendido por dos soldados.



-¡Soltadlo!-, gritó el joven príncipe. -Este hombre ha actuado en defensa propia. ¡Dejadlo marchar! ¡Os lo ordena vuestro nuevo rey!






Episodio perteneciente a la cronología de Myrthya acaecido en el año 102 del Segundo Comienzo

52 comentarios:

  1. ¡A rey muerto rey puesto! Creo que el pueblo saldrá ganando con el nuevo rey. Como de costumbre nos brindáis una buena historia que leer.
    Saludos templarios

    ResponderEliminar
  2. soy mas de diálogo que de mamporros, aunque reconozco que en esta ocasión se lo merecía.
    besitosssss

    ResponderEliminar
  3. Con este escritor, cualquiera no hace un buen acompañamiento. Magnifico todo. Cada vez estoy mas encantada de pertenecer a este circulo ^^`

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El placer es mío de poder tenerte junto a mí, Rocío.
      Besos

      Eliminar
  4. Muerte al tirano!!!!!!!!
    Estas son las historias que me gustan. Muy buena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo imaginaba, Toni. Siempre que el relato lleva sangre y muertos disfrutas de lo lindo ;)
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Muy buena, si señor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Manolo. Me alegra mucho tenerte por aquí.
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Gracias, Joanna. Por tu comentario y por aseguir leyendo una semana más lo que voy escribiendo.
      Un beso

      Eliminar
  7. Menudo empezado de sinvergüenza! Como me gusta que te lo hayas cargado! Hurra por su hijo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí tenemos a otra que disfruta con los relatos violentos ;)
      Muchas gracias, Mar.
      Un abrazo

      Eliminar
  8. Un relato muy enriquecedor. Pobre hombre sometido al poder y a la soberbia de un déspota. Me gusta cómo transmites su furia e impotencia , pero sobre todo me encanta en final, aunque es poco realista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradezco mucho tus palabras, Martina.
      ¿Realista? Bueno, cuestión de imaginación. ¿Qué llevaría sobre sus espaldas el príncipe para proteger al asesino de su padre? ¿O quizás se conocían y todo era un complot?... :)

      Eliminar
  9. Enhorabuena de nuevo!!! Me gustas cada vez más. Estoy impaciente por leer tu libro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Juan.
      Espero que cuando lo tengas entre las manos no te defraude.
      Un saludo

      Eliminar
  10. muy emocionante y la pelea esta genial. felicidades
    besos

    ResponderEliminar
  11. Así me cargaba yo a más de un gobernante :)
    Excelente relato. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje, bueno, prefiero usar las elecciones democráticas de momento. Quizás en el futuro... ;)
      Un abrazo

      Eliminar
  12. Cómo me hubiera gustado vivir en aquella época.Ser un señor,por supuesto,un rey que pudiera hacer lo que le diera la real gana...Nunca mejor dicho...Buen trabajo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, creo que eso te gustaría a ti y al resto del mundo ;)
      Gracias por comentar este relato.
      Un saludo

      Eliminar
  13. Un 10 para el relato y el escritor. averiguaremos en alguno de los libros por qué el hijo mostró tan poco respeto por la muerte de su padre??? Y otro 10 para las imágenes
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo mi 10 te lo cedo a ti, por seguir fiel una semana más a este blog y a este humilde escritor.
      Un saludo

      Eliminar
  14. Ohhhhh!! Me ha encantado!!!!Y el final es super bonito!!!
    BesitoS!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Belén.
      Me alegra que te haya gustado.
      Un beso

      Eliminar
  15. déjate ya de relatos y publica el libro, que estoy deseando poder leerlo :)
    Muy buena esta historia sobre el cambio de reyes.
    Salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. En eso estoy, Carlos. Ya me queda poco para terminarlo, pero mientras, para abrir boca, seguiré con los relatos.
      Un saludo

      Eliminar
  16. Hola ^-^
    La verdad es que hace tiempo que sigo este blog pero no había tenido tiempo de leer todos los relatos desde el primero. Estas vacaciones he aprovechado para ponerme al día y estoy encantada:S
    Muchas gracias por las entranadas que nos ofreces todas las semanas :)
    Un beso enorme :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, Juana. Gracias a ti por querer leerlas y seguir aquí semana a semana.
      Un beso

      Eliminar
  17. En ti linea. Intrigante, fácil de leer y de final sorpresivo.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tú en la tuya, Débora. Comentarios concisos, directos y constantes. Un verdadero placer para mis ojos.
      Un abrazo

      Eliminar
  18. Gran blog.. te sigo ..
    te invito a visitar y seguirme en mi blog
    Las Gangas de un Berubyano
    https://www.facebook.com/lasgangasdeunberubyano.blogspot?ref=hl

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido. Es un placer tenerte por aquí.
      Claro, descuida, pasaré a echar un vistazo por tu blog.

      Eliminar
  19. Genial, estpendo, magnifico... ¿crees que me ha gustado? XDDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, tengo mis dudas, pero me inclinaré por un sí :)
      Gracias, Nacho

      Eliminar
  20. Me recomendaron este blog hace unos días. Desde el lunes no he podido parar de leer y leer y leer. Disfruto con las historias y el estilo que tienes, Miguel. Fresco, ligero, impactante y original.
    Te has ganado una seguidora de este blog y futura compradora de ese libro que veo que se espera con ansia. Que sea rapidito :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encantado de tenerte por aquí, Marta. Me alegra mucho saber que te han gustado los relatos que llevo publicados. Espero que sigas pasando por el blog todas las semanas y que el libro sea de tu agrado, cuando lo puedas leer.
      Un abrazo

      Eliminar
  21. Es un relato muy entretenido, Miguel. Aprovecho para felicitarte por el éxito que estás teniendo con este blog. besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, Rosa. El éxito que pueda estar teniendo es siempre gracias a vosotros, que os interesáis en leer lo que voy publicando.
      Un beso

      Eliminar
  22. -Al parecer no has tenido bastante todavía. Es curioso, estas mismas palabras se las dije a tu esposa la segunda vez que vino a verme-.....hay que ser malo, malo, malo. Bien por el herrero. Yo le cortaba la cabeza como a los zombis, por si dijera de resucitar :]
    Y no me podrías adelantar el próximo???

    ResponderEliminar
  23. Hola!!! nunca había leido nada tuyo, pero me ha gustado tanto que tendré que empezar desde el primero ^^
    Debo leerlos seguidos o puedo hacerlo salteados????

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh vaya, no me aparece mi foto y mi perfil en la respuesta :(

      Eliminar
    2. Pues no sabes lo que me alegro de que te haya gustado lo que has leído. Gracias por haberte pasado por aquí y espero que todo lo que vayas leyendo sea de tu agrado.
      Puedes leerlos salteados. Nada tienen que ver unos con otros.

      Lo del perfil, no es la primera vez que pasa. La página tarda mucho en cargar por los certificados de seguridad que lleva y eso hace que de algunos problemas.

      Un abrazo

      Eliminar
  24. Un buen cuento, o relato, dependiendo de si quieres o no sacarle moraleja. En mi caso creo que está claro lo que has querido transmitirnos con tu escrito.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, todo relato, o cuento, lleva siempre una enseñanza, lección o moraleja vinculada. Posiblemente no todos los lectores saquen la misma, pero seguro que la mayoría coincidirán, al menos en este caso.
      Un saludo y gracias por pasarte.

      Eliminar
  25. Muy tarde, lo sé, pero por fin he encontrado el momento de bloguear, devolverte tu visita y seguirte. A partir de mañana que el chico entra en la guarde seguro que mis visitas serán más seguidas. De momento, me parece un proyecto grande y emocionante. Y veo que tienes muchos seguidores, genial.

    María Cañal B. o www.mystoriesproject.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encantado de poder saludarte, María, y agradecerte que te hayas pasado por aquí.Espero que lo que vayas pudiendo leer sea de tu agrado.
      Un abrazo

      Eliminar