Viajeros de Mundo Conocido

Este blog pretende poner al seguidor de El Heredero de los Seis Reinos en contacto con los personajes, territorios, historias y tramas que envuelven esta saga de fantasía. Con una periodicidad semanal se subirán relatos y leyendas que tendrán como protagonistas a personajes y hechos que irán apareciendo en las novelas de forma secundaria. Sin duda, el blog Historias de los Seis Reinos será siempre un punto de referencia al que acudir.

lunes, 6 de octubre de 2014

Relato nº 81 Una espera envenenada



Relato escrito por una seguidora de la saga El Heredero de los Seis Reinos.
 

Las mujeres de Vharane son libres como las arenas que gobiernan vuestras tierras… y libres son de buscar en otro jergón el calor y los hijos que no consiguen en el suyo.
            Las palabras de Gendyra martilleaban insistentemente la cabeza de Angerb desde hacía dos días, cuando la bruja había escupido sobre los huesos sagrados para a continuación espetarle, en pleno trance, dicha sentencia.

            Son sólo palabras, son sólo palabras… Pero no podía dejar de pensar en ellas. Sobre todo cuando uno de sus compañeros, Marten, le repitió las que a él le habían correspondido:
            Una buena mujer no buscará a su vecino, ya que avergonzaría a su hombre, sino que encontrará el amor que le falta en un extraño que no exija más compromisos que los que ella desee.

            Recuerda entonces el momento en el que Hiznia, su joven esposa, lo eligió en el rito de la pluma. 


En Vharane era común que las adolescentes gozaran de libertad total antes de elegir a su compañero definitivo, disfrutando con naturalidad de sus ansias y deseos con quien más les apeteciese en cada momento. En teoría, era el gran sol con su poder el que seleccionaba con el vuelo de una pluma a su compañero ideal, pero no había mujer que no fijase como día de su rito aquel en el que soplase el viento adecuado para que la pluma que lanzaba al aire cayera en la puerta adecuada.

            Ese día, la joven colocaba un ramo de yentibera con su nombre en el centro de la plaza de la aldea, siempre circular; y esa noche, todos los mozos interesados en su amor se colocaban en las puertas numeradas, por orden de edad y posición social.

            Rememoró como si lo estuviese viviendo la espera emocionada de la llegada de la pluma, pues sabía que la cálida brisa le era favorable. Y recordó con una sonrisa cómo la pluma salía de la mano de Hiznia, volaba ligera hacia el chico que ocupaba la puerta de su derecha, y cómo ella salía disparada con cara de picardía, recogía la pluma al vuelo y decía que se le había escapado, entre las carcajadas de sus amigas.

            Cuando en el segundo intento cayó a sus pies, fue incapaz de mover un solo músculo. Levantó la mirada y vio a Hiznia, erguida como una diosa, mirándolo anhelante con expresión de interrogación. Y sin pensarlo, se agachó lentamente, recogió la pluma y avanzó hacia ella, colocándola dulcemente en su pelo. Hiznia lo tomó de la mano y se alejaron juntos de la plaza arropados por los aplausos y risas de sus vecinos.

            Angerb no podía soñar nada mejor. Sus anhelos de juventud se habían limitado a ser el mejor soldado, el más atento a sus superiores, el más hábil con la espada y el arco, el más capacitado para luchar sobre un camello incluso en medio de la mas fuerte tormenta de arena. Y, sin embargo, Hiznia lo había elegido; sólo ella era capaz de distraerlo en su propósito de servir en el destacamento del puente que custodiaba el acceso al Palacio de la Laguna, hogar del Suliadán de Mundo Conocido. Una unidad a la que sólo los más selectos guerreros tenían acceso.  


            Lo habían destinado a la guardia del puente apenas unas semanas después de comprometerse con ella, cumpliendo así sus sueños.

            Hiznia, que cada noche lo reclamaba por muy cansado que llegase, sin hablar, pidiendo y exigiendo sólo con su mirada; ahora no lo tenía para atenderla desde hacía ya demasiado tiempo. En su casa, sólo había un frío jergón, y en la mente de Angerb resonaban las palabras de Gendyra, la vidente utsuriana trashumante que se había detenido hacía un tiempo a orillas de la gran laguna y se había ganado la confianza de los seis soldados con su dulce voz.

            La tristeza flotaba en el otrora alegre campamento del puente vharanés. Cada uno sumido en sus sombríos pensamientos, habían dejado de hablar. Ya no había risas ni entrenamientos durante las interminables e inactivas horas del día. Sólo anhelaban que la noche llegase para acercarse a la carreta de Gendyra y escuchar unos vaticinios que se habían hecho indispensables, aunque lo único que de ellos obtenían era infelicidad, desasosiego y tristeza.

            Todos echaban de menos a sus esposas, a sus hijos, a sus familias… Y en cada uno de ellos, la ponzoñosa voz de la bruja injertó el odio a unos imaginarios extranjeros que visitarían sus tierras y acabarían robando cuanto ellos amaban.

            Por eso, cuando una tarde se oyó el galopar de varios caballos y tres jóvenes se acercaron en su montura a la orilla de la laguna, los seis guardianes sólo pensaron en detenerlos, detenerlos a toda costa para que jamás pudiesen poner en peligro lo único que tenían… dándoles muerte incluso si resultaba inevitable.





48 comentarios:

  1. Un bello relato escrito con maestría. Mis más extensas felicitaciones a la autora de tan singular texto.
    Saludos templarios

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Richard.
      Seguro que se alegrará de que te haya gustado.
      Un saludo

      Eliminar
  2. es una historia triste y a la vez hermosa. me ha gustado mucho. ^^

    ResponderEliminar
  3. Sin comentarios, me he quedado muda con la historia de la pluma, me ha encantado. Es original y está muy bien contada. Muy buenas también las dos ilustraciones.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Débora.
      Siempre es un placer leer tus comentarios.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Gracias Debora-Libros,en serio,me encantan este tipo de comentarios!! Un abrazo y gracias de nuevo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No podían ser de otra manera, Rocío. La que es buena, es buena, y tus ilustraciones lo son.
      Un beso

      Eliminar
  5. Me gustan los relatos que añaden información a los episodios ocurridos en el libro. Me he imaginado al protagonista cuando sale a interceptar a Harendal, pensando en su prometida y en la historia de la pluma. Un beso

    ResponderEliminar
  6. Qué precioso y qué bien lo has contado
    Felicidades!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Beatriz.
      La verdad es que la autora ha narrado los acontecimientos con maestría.
      Un saludo

      Eliminar
  7. Ha estado bien, me perdí por en medio un poco, pero el relato es bueno. Yo hubiera sacado dos historias diferentes, una la de la pluma y otra la de la bruja y los del puente, da para mucho este texto.

    Saludos y buena semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es tan bueno que podría escribirse mucho sobre la historia que cuenta esta autora.
      Muchas gracias por dejarte caer por aquí.
      Un saludo

      Eliminar
  8. Me ha gustado conocer algo mas sobre las costumbres de este reino. Muy buena la historia de la pluma.

    Saludos desde las tierras altas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Completamente de acuerdo contigo, Eilean. La historia de la pluma es buenísima.
      Un saludo

      Eliminar
  9. Muy bueno!!!!!!!

    ResponderEliminar
  10. es bastante bueno, me ha gustado
    bsoss

    ResponderEliminar
  11. Hola Miguel.
    Me gusta la propuesta de dar oportunidad a tus seguidores para que escriban relatos. Puede que hasta yo me anime ^_^
    Me ha gustado la historia de esta chica.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya estás tardando, Marga.
      Espero ansioso ese relato; será un placer publicarlo.
      Un beso

      Eliminar
  12. Ha sido un relato precioso, felicidades a su autora y gracias a ti, Miguel, por compartirlo.
    Un abrazo !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí, Maribel, por pasarte por aquí.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Un relato más que me ha enganchado y entretenido. Gracias por seguir permitiéndonos disfrutar con estas maravillosas historias.
    Besos.
    Tere

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Tere, por continuar pasando por este humilde espacio literario.
      Un beso

      Eliminar
  14. Me ha gustado mucho esta entrada. Es muy intensa y engancha. Sigo todas las semanas las historias de mundo conocido.
    bsos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabes lo que me alegra saber que pasas por aquí todas las semanas, Alexia.
      Espero que nunca te canses.
      Un beso

      Eliminar
  15. no está nada mal.bastante aceptable.saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que haya sido de tu agrado, Manuel.
      Un saludo

      Eliminar
  16. Un relato muy bueno y muy bien escrito

    Muchos besos ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que la autora agradece mucho tu comentario.
      Un beso

      Eliminar
  17. felicidades a la autora porque es un texto muy bueno. me ha encantado el rito de la pluma, que fácil sería que las mujeres eligieramos así a nuestros pretendientes *_*

    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, para las mujeres sería fácil, pero para los hombres un sinvivir ;).
      Gracias por dejarte caer por aquí, Adela.
      Un beso

      Eliminar
  18. Respuestas
    1. Gracias, Scooby.
      Me alegra saber que te ha gustado.
      Un saludo

      Eliminar
  19. Maravilloso este nuevo reino que se presenta, lleno de cosa por descubrir. Se conocerá más sobre el en el segundo libro???
    Te animo a continuar adelante en la construcción de estas tierras y de los personajes que las habitan.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Damián.
      Aún habrá que esperar un poco para conocer más sobre Vharane en los librros.
      Un abrazo

      Eliminar
  20. Sin duda es una singular forma de buscar compañero. Me gusta como lo manipula hasta salirse con la suya. ¡¡Mujeres al poder!! :)

    ResponderEliminar
  21. Me encanta que des la oportunidad a otros autores de compartir su relato. Enhorabuena a la autora de este, me ha encantado. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Mar.
      A ver si te animas a escribir tú uno ;)
      Un beso

      Eliminar
  22. Un relato bien narrado, que logra transmitir esas emociones que deben sentir los participantes en el rito de la pluma.
    Te deseo un buen fin de semana.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  23. Que historia tan emocionante, me encanta! Saludos y enhorabuena!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Verónica.
      Seguro que la autora te lo agradsece desde el anonimato.
      Un saludo

      Eliminar