Viajeros de Mundo Conocido

Este blog pretende poner al seguidor de El Heredero de los Seis Reinos en contacto con los personajes, territorios, historias y tramas que envuelven esta saga de fantasía. Con una periodicidad semanal se subirán relatos y leyendas que tendrán como protagonistas a personajes y hechos que irán apareciendo en las novelas de forma secundaria. Sin duda, el blog Historias de los Seis Reinos será siempre un punto de referencia al que acudir.

lunes, 23 de diciembre de 2013

Relato nº 44 ¡No soy un cobarde!



Nunca se atrevió a cruzar el Orwena. El agua no era su medio, prefería correr con las cabras por el monte y atravesar junto a las ovejas los verdes pastos myrthyanos. El río le atraía como el siseo de las serpientes a sus presas, pero se mantenía alejado. Temía que le engullera, como había hecho con otros muchos. Nunca aprendió a nadar y le parecía absurdo que los hombres quisieran dejar la tierra, para la que estaban realmente preparados.



     Cada mañana lo saludaba desde la ventana de su habitación, como si de un viejo conocido se tratara. Creció junto a él, entre sus piedras lavaron su ropa y muchos días se alimentaba de los peces que nadaban entre las aguas.
    Pero algo en su interior se turbaba conforme sus pies se acercaban a la orilla. Un relámpago cruzaba su vientre, un terremoto se adueñaba de sus brazos y piernas, al tiempo que una fina lluvia salada perlaba su frente de pequeñas gotas. Las fuerzas de la naturaleza se aliaban para dominar su cuerpo y dejarle claro que su lugar estaba lejos de aquel embaucador río.
    Pero esta mañana se levantó con una sensación diferente. Abandonó el jergón y no se dirigió a la ventana como cada día. No deseaba saludar en la distancia a su compañero, quería hacerlo cara a cara. Necesitaba demostrarse que era capaz. Estaba harto de escuchar las bromas de sus amigos tachándolo de cobarde, pero sobre todo le importunaba su propia insatisfacción. Siempre se vanagloriaba de conseguir todo lo que se proponía, de ser atrevido, osado y, sobre todo, valiente. Y así era en todo, salvo en lo que al Orwena se refería.
    Pero eso terminaba hoy. El bravo río no sería nunca más un límite para Radsall. Decidido, dirigió sus pasos hacia el agua. Lento pero convencido de lo que hacía. Llegó el relámpago, removiendo su estómago y convirtiéndolo en un volcán a punto de explotar, y lo obvió. El terremoto provocó que sus piernas temblaran tanto que apenas podía caminar, pero siguió avanzando hasta que se calmaron. La lluvia de sudor llegó y no se conformó con su frente, como era habitual, sino que también se adueñó de sus manos. Las secó en su camisa y continuó.
    Había tomado una decisión. Los lamentos no sirven para nada. Sólo la acción nos libra de las heridas que la cobardía causa en nuestra alma. Así que allí estaba, en la misma orilla del Orwena, que le recibía con su mayor virulencia. En las últimas semanas las lluvias habían sido prolíficas y el río lucía esplendoroso, con su máximo caudal y una corriente que arrastraba troncos y animales como si de plumas se tratara.
    Radsall se descalzó lentamente. No pensar era la única opción, ya que si permitía que su mente funcionara, el miedo la conquistaría. De un tirón abandonó sus calzones y su camisa y se introdujo desnudo en la orilla; con calma. Paso a paso fue ganando la zona más profunda y sin apenas darse cuenta, se relajó y disfrutó de la frialdad del agua. El Orwena lo acogió como una dulce amante transportándolo corriente abajo.


           
     Radsall se sintió reconfortado y eufórico por haberlo logrado. Después de años de temor infundado había conseguido vencer al miedo y ganar al río la batalla más importante de su vida. Ahora tocaba disfrutar y sentir como las aguas lo envolvían convirtiéndolo en rey de un territorio conquistado…
    …No contaba con el remolino que lo arrastró a las profundidades donde quedó sin respiración. Antes de perder el conocimiento levantó la vista para ver brillar el sol por encima de la superficie del Orwena. Luego cerró los ojos para siempre mientras  un último pensamiento lo acompañaba a la eternidad:
    — Ahora ya nadie podrá decir que soy un cobarde.

63 comentarios:

  1. Ay pobre hombre. Ha terminado ahogandose en el rio para demostrar su valor. Muy buen relato.
    Un beso

    Feliz navidad

    ResponderEliminar
  2. Aiiiins, qué ganas le tengo a esta sagaaa, todo el mundo la pinta genial *______*
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Creo que podríamos resumir la moraleje de esta historia si decimos que el que la sigue la consigue, aunque sea pagando el precio más alto.
    Como siempre, he disfrutado mucho leyéndote.
    Un abrazo y felices fiestas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay mejor moraleja que la que has sacado, Débora.
      Un fuerte abrazo y felices fiestas.

      Eliminar
  4. Me gusto bastante esterelato pero el final me dejó un poco fría..

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, algún final había que darle y no todos pueden ser alegres. ¿O sí? :)
      Un beso

      Eliminar
  5. Reconozco que aun no he leido todos los relatos que llevas publicados, por falta de tiempo. Estoy leyendo por ahí tan buenas críticas sobre ti que tengo ganas de poder hacer un hueco ya y leer los que me faltan. A ver cuando podemos ver por fin el libro en las librerías.
    Abrazos:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya va quedando menos, Toni. A ver si en dos o tres meses pudieras tener ya el libro entre tus manos.
      Un abrazo y gracias por seguir por aquí.

      Eliminar
  6. Fantastic!!! i,m not sure if i could translate all the text, but it´s really good.
    Greeting

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thanks, Randy.
      In the future, if you have any problem with the translation, tell me and I´ll translate the story for you.
      Kind regards

      Eliminar
  7. Muy bueno, a ver si tengo tiempo de ponerme al día con todos los relatos :)
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias.
      Ya me contarás qué te van pareciendo.
      Un saludo

      Eliminar
  8. Me encanta el relato y, especialmente la imagen. Antonio Amboade se supera cada día.
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé por qué imaginaba que la fotografía de esta semana daría mucho que hablar entre las seguidoras femeninas ;)
      Gracias, Mar.
      Un beso

      Eliminar
  9. el relato está muy bien y tal, pero hay que ser un poco tonto para vencer al miedo ahogandose ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, ¿pero se ha ahogado? ¿Seguro? ;)
      Gracias por pasarte, Valeria.

      Eliminar
  10. Me queda la duda de si es un sueño o se ha ahogado de verdad por cumplir un sueño. Muy buena historia
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Juana.
      Bueno, es obvio que yo sé la respuesta, pero una de las cosas buenas de la literatura es que el lector saca sus propias conclusiones, y ahí no pienso intervenir.
      Un abrazo

      Eliminar
  11. de verdad que adoro estos relatos son una obra de arte para mí
    estoy deseando poder tener y leer los libros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comentarios como el tuyo, Narciso, hacen que me ruborice y me llene de razones para seguir escribiendo.
      Muchas gracias.
      Un abrazo

      Eliminar
  12. Joo! me encantó!!! *.*

    Un beso! ;)
    http://myworldlai.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho saber que te ha gustado, Ana.
      Muchas gracias por pasarte una semana más y comentar.
      Un beso

      Eliminar
  13. Qué bonita historia!!!!!
    Me ha gustado mucho.
    Te deseo unas felices fiestas navideñas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz Navidad también para ti.
      Gracias por tu comentarios y por seguir una semana más por aquí.
      Un beso.

      Eliminar
  14. Me ha gustado tu relato, es cierto que el valor es algo que todos llevamos en nuestro interior, pero en ocasiones se queda anclado con tantos problemas que la vida acarrea.
    Un abrazo

    Belén

    ResponderEliminar
  15. ULTIMAMENTE APUNTAS A FINALES CON DESENLACES FATALES. SI EL LIBRO ESTÁ ECRITO DE LA MISMA FORMA NO VA A QUEDAR VIVO NI EL PROTAGONISTA PRINCIPAL :) :) :)
    ME GUSTÓ MUCHO
    SALUDOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, no te creas que mato a todo el mundo en el libro... bueno, a decir verdad unas cuantos si se quedan por el camino ;)
      Un saludo y feliz Navidad.

      Eliminar
  16. yo mas que valor veo orgullo, que sí nos puede llevar a cometer actos de extrema imprudncia como meternos en un río sin saber nadar. Buen relato, como de costumbre.
    abrazos navideños

    ResponderEliminar
  17. Sentarme con el portatil y conectar con tu blog es de mis mejores momentos de lecturas :) disfrutomucho :P Le tengo muuuuchas ganas a tu saga ^^

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradezco mucho tus palabras, Susana.
      Espero que, llegado el momento, los libros no te defrauden.
      Un beso.

      Eliminar
  18. un relato de esos que te hace pensar sobre la estupidez humana y los peligros de la autosuperación personal.
    feliz navidad!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado, Melisa.
      Feliz Navidad.

      Eliminar
  19. Ya queda poco!!!! Si, ya queda poco!!!! Esta noche llega Papa Noel jejejeje, bueno que yo no hice la carta, confío en mandar mis propios regalos, así que te quería mandar algo super especial para esta Navidad, pero me he encontrado con un problema ¿Cómo envuelvo un abrazo y un beso?

    Lo he solucionado con un comentario jejejeje, así que Felices fiestas!!!!!!

    Y no te olvides pasar por mi blog a por el regalito navideño, mi libro gratis.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte y comentar, Tamara.
      Un beso y feliz Navidad.

      Eliminar
  20. Hola!
    Me ha encantado este relato, está genial. :D

    Besos y feliz navidad!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradezco mucho tus palabras, Sara.
      Un beso y felices fiestas.

      Eliminar
  21. Es tan complicado todo, mucho más de lo que en un primer golpe de vista pueda parecernos y la vida nos pone a prueba continuamente.Por cierto, ya que nadie lo ha dicho lo diré yo. Bonito culo :)
    bsitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo, sobre todo en lo del culo ^^

      Eliminar
    2. Ejem, ejem. Señoras, un poco de discreción... Bueno, o no, que para eso está ahí la foto, para lucimiento del modelo y deleite del público femenino ;)

      Eliminar
  22. Es una historia de superación y sacrificio. Me ha gustado mucho, incluso el hecho de que haya muerto le da más intensidad al texto.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Irene.
      Me alegra saber que te ha gustado.
      Un saludo

      Eliminar
  23. Hola Miguel,, quería pasar por tu blog para felicitarte por estas fiestas.
    Me gusta tu relato de superación, seguro que voló la cobardía. Felicidades por el relato. Un abrazo. Feliz 2014.
    Lola Barea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por pasarte, Lola.
      Me alegra saber que te ha gustado el relato.
      Un abrazo y feliz entrada de año.

      Eliminar
  24. Boa noite,
    Votos de um bom ano novo repleto de felicidade.
    ag

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por pasarte por mi blog.
      Feliz entrada de año.
      Un saludo

      Eliminar
  25. Valiente, decidido, convencido y un poco tonto. Obviamente ya nadie se reirá de el :] Buena manera de hacernos ver que a veces tenemos que pensar antes de actuar.

    saludos
    Salva

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo has dicho tú todo, Salva.
      Un abrazo y gracias por seguir por aquí.

      Eliminar
  26. Respuestas
    1. Muchas gracias, Javier.
      Un saludo y felices fiestas.

      Eliminar
  27. Espero que para el año que viene nos sigas deleitando con estos relatos tan magníficos. Un Besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo dudes, Elena. El año que viene seguiremos teniendo los relatos en este blog y además el libro en la calle.
      Un beso

      Eliminar
  28. Sigues sorprendiendome con los finales de tus historias. No pierdas esa capacidad porque para mi gusto es lo que te hace diferente al resto.

    Un fuerte abrazo!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prometo continuar en esa linea de finales inesperados, Ana, si tu me aseguras que seguirás queriendo leerlos.
      Un abrazo

      Eliminar
  29. ¡Feliz Año Nuevo!¡
    Felices Fiestas!
    Te deseo toda la felicidad que este día pueda traer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus buenos deseos.
      Yo también quiero desearte unas felices fiestas y un próspero año 2014.
      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  30. Buen cuento pero el final no me gusto mucho xD. Aun asi esta muy buena la historia creada por ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Herbert.
      Me alegra verte por aquí.
      Un saludo

      Eliminar