Viajeros de Mundo Conocido

Este blog pretende poner al seguidor de El Heredero de los Seis Reinos en contacto con los personajes, territorios, historias y tramas que envuelven esta saga de fantasía. Con una periodicidad semanal se subirán relatos y leyendas que tendrán como protagonistas a personajes y hechos que irán apareciendo en las novelas de forma secundaria. Sin duda, el blog Historias de los Seis Reinos será siempre un punto de referencia al que acudir.

lunes, 22 de julio de 2013

Relato n 23 Un olvido reconfortante


Dúlkmar salió de la taberna ebrio e incapaz de mantenerse en pie. Dentro aún se oían las carcajadas de sus amigos y el bullicio del antro donde el licor de hidromiel se bebía por cubos. El joven y testarudo kalandryano cruzó  el camino cubierto de un manto de fina nieve y se dirigió tambaleante hacia su casa para recoger las armas y poner rumbo a las afueras de la aldea. Acababa de apostar con sus camaradas de barril que cazaría un enorme lobo esa misma noche. Ellos se habían mofado de él y lo habían invitado a marcharse en busca de esa peligrosa pieza que les había asegurado que era capaz de cazar sólo con su arco y sus flechas. Antes de que amaneciera acallaría todas esas risotadas al aparecer en el pueblo con un lobo muerto sobre sus hombros.
Entró en su cabaña y recogió el arco que se encontraba sobre la repisa de la chimenea cuyas brasas comenzaban a apagarse y pedían suplicantes un hierro que las avivara. Luego agarró el carcaj y se lo colgó en la espalda. Su estado de embriaguez le impidió darse cuenta que no había ninguna flecha en el interior de la funda. De un baúl situado a los pies de la cama sacó una capa de piel de oso blanco y se la echó por encima tapando también con ella su cabeza. Todo estaba dispuesto y no era necesario demorar la partida. 


Cuando la noche cubría por completo la aldea de Velisdia, Dúlkmar puso rumbo hacia un pequeño bosque situado en una de las laderas de los Montes Sima, en la frontera con el reino de Utsuria. Hacía frío y los músculos del guerrero se contraían a cada paso que daba, agarrotados por las gélidas temperaturas. Portaba una antorcha prendida en su mano derecha mientras que la izquierda permanecía escondida bajo la espesa capa de pelo blanco. No soplaba ni una leve brisa y hacía dos días que no nevaba. Aún así, el hielo se instalaba cual parásito en los jirones de pelo de su dorada melena que sobresalían de la capucha. Era obvio que no era el momento propicio para salir de caza, pero precisamente por lo inhóspito de la climatología su hazaña sería aún más memorable.
No había caminado mucha distancia cuando llegó hasta el borde de un pequeño lago congelado. Al otro lado, desaparecido bajo el manto de la noche, se hallaba el bosque en el que encontraría un lobo al que matar. Con paso lento y bordeando la orilla, el joven perteneciente al clan de los Velisdam caminaba apoyando con suavidad los pies sobre la capa de agua congelada que cubría la laguna. Al mover sus piernas podía sentir el crujir del hielo bajo sus pies. Muchos hombres y animales habían perecido intentando cruzar aquella extensión helada al desquebrajarse la superficie y caer en las aguas glaciales. 
Finalmente consiguió llegar al otro extremo y penetró en la pequeña arboleda sin perder de vista la orilla del lago. Dúlkmar caminaba sigiloso, controlando su respiración y escuchando los ruidos que se producían en el bosque. Si algo bueno tenía aquel frío tan intenso es que su embriaguez había desaparecido por completo. La noche transcurría pausada y el joven velisdamés comenzó a sentirse muy fatigado. Decidió resguardarse en el interior del tronco de un árbol que había sido vaciado seguramente como puesto de vigilancia para cazadores. Recogió las pocas hojas y ramas secas que encontró y prendió una pequeña hoguera junto a la que se reconfortó hasta quedar profundamente dormido.
Fue precisamente el aullido de un lobo lo que le despertó sobresaltado. Se incorporó desconcertado. Debía llevar un buen rato durmiendo ya que las primeras luces del alba comenzaban a reflejarse sobre la superficie helada del lago. A poca distancia del árbol dónde se encontraba escondido, pudo ver a un lobo de gran tamaño que jugaba con dos cachorros ajenos a la presencia de Dúlkmar
      El guerrero contempló la escena y con un movimiento sigiloso cogió su arco y se dispuso a buscar una flecha en el carcaj colgado en su espalda. Una frustrante sonrisa se dibujó en su rostro cuando se percató de que la funda estaba vacía. Ahora sí que sería el centro de todas las carcajadas cuando llegara al poblado a plena luz del día sin fiera y sin flechas. El joven se agachó y se dispuso a esperar a que los animales desaparecieran para emprender el camino de regreso. Los dos lobeznos jugaban revolcándose por los suelos y se enganchaban a su madre mordisqueándole el rabo para que ésta les propinara pequeños empujones con su hocico. Dúlkmar contemplaba la escena y se alegraba de no haber llevado sus flechas, de lo contrario aquella loba estaría ahora muerta y los dos cachorros sin madre que los amamantara.
Cuando los animales se perdieron en la espesura del bosque, Dúlkmar regresó sobre sus pasos bordeando el lago de aguas congeladas hasta llegar al otro lado. Camino de la aldea pensaba qué diría a sus amigos aquella noche en la taberna. Obviamente no podía contarles lo del olvido de sus flechas y mucho menos que había disfrutado observando la escena de la familia de lobos jugando y retozando a escasos pasos de su escondite.
-Bueno-, pensó Dúlkmar, -lo mejor será meter la cabeza en un cubo de rica hidromiel y seguro que las excusas emanarán ágiles de mi garganta-. 


50 comentarios:

  1. Excelente relato y impresionantes las fotos y el dibujo
    Saludos de un fiel seguidor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, Carlos, y por seguir el blog todas las semanas.
      Estoy totalmente de acuerdo contigo en lo referente a fotografías e ilustación. Son impresinantes.
      Un saludo

      Eliminar
  2. Una semana mas nos brindas un gran relato. Continuad así mi buen escribiente. Saludos templarios

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Os doy mi palabra que no empeñaré esfuerzos en continuar así, mi amigo templario.
      Un cordial saludo

      Eliminar
  3. Me hacía ilusión quedarme despierta hasta que publicaras y pudiera leer esta historia que me ha gustado mucho.Y ahora a dormir que mañana me acordaré de ti cuando suene el despertador.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Te acordaste finalmente de mí? ;)
      Espero que haya merecido la pena aguantar despierta hasta leer el relato.
      Un beso

      Eliminar
  4. Lo que un principio parece un contratiempo, se nos convierte en la posibilidad de ver y disfrutar de lo inesperado.

    Hermoso mensaje,
    Besos fuertes ♥♥♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué fácil sería todo si de vez en cuando nos paráramos a ver y disfrutar, sin pensar en el después o en las consecuencias de hacerlo.
      Gracias por pasarte por aquí y pararte a comentar este relato.
      Me alegra que te haya gustado.
      Un beso

      Eliminar
  5. una historia muy buena con moraleja de la que muchos deveriamos aprender
    Salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, Francisco.
      Gracias por tus palabras.
      Un saludo

      Eliminar
  6. Hubiera sido una pena matar a un lobo tan bonito como el del dibujo. Enorabuena por haber escrito un relato tan bueno

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verdaderamente la loba del dibujo es impresionante.
      Me alegra saber que te ha gustado el relato.
      Un saludo

      Eliminar
  7. Da gusto levantarse los lunes por el hecho de poder leer tus relatos. Me habría encantado que describieses el momento en el que él entra en la taberna con las manos y, sobre todo, el carcaj vacío... Jajaja. Sigue animándonos los lunes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, Mar.
      Dejaremos para otro relato lo de su regreso a la taberna ;)
      Un beso

      Eliminar
  8. Es muy bonito, tienes una manera preciosa de escribir.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, gracias y mil gracias. No sabes lo que reconforta leer este tipo de comentarios. Animan a seguir día a día.
      Un beso

      Eliminar
  9. Fantástico Miguel, es precioso.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Joanna.
      Te agradezco mucho tus palabras.
      Un beso

      Eliminar
  10. Disfrutando un lunes más con la lectura de tus historias.
    Tienes ya editorial buscada para publicar la saga??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que disfrutes leyendo los relatos, Roger.
      En lo referente a las editoriales, bueno, supongo que podríamos decir que no. He tenido algunos contactos con un par de ellas que se han interesado por este proyecto, pero no hay nada concretado. Yo, de momento, me centro sólo en terminar el primero de los libros y en seguir publicando en este blog. Dejaremos en manos del destino lo que tenga que pasar después ;)
      Un saludo

      Eliminar
  11. menos mal que no disparó esa flecha... Bonito dibujo!! me gustó su mirada ^^

    un besooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte por aquí, Ángela, y por comentar este relato. Me alegro que te haya gustado y sí, el dibujo es impresionante.
      Un beso

      Eliminar
  12. Guauuu!!!!!!Me ha encantado :)
    Muchos besossss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, Ainhoa.
      Me alegra saber que te ha gustado.
      Un beso

      Eliminar
  13. Respuestas
    1. Gracias, Susana.
      Siempre es un placer verte por aquí.
      Un beso

      Eliminar
  14. Una entrada muy buena y una imagenes espectaculares.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradezco mucho tu comentario y comparto tu opinión sobre las fotografías y la ilustración.
      Un saludo

      Eliminar
  15. Miguel, acabo de llegar de la playa donde he saboreado de manera especial, letra a letra, tu relato.
    Mientras sigas escribiendo como lo haces, este mundo de fantasía que has creado dará mucho de que hablar.
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, qué puedo decir ante un comentario así. Muchas gracias por tus palabras y ojalá tengas razón y esta saga de mucho de que hablar.
      Un beso

      Eliminar
  16. Qué placer me provoca leerte, porque la verdad es que siempre me ha gustado lo que escribes y como lo escribes.
    Espero que todo lo relacionado con tu novela vaya genial. Estaré atenta a noticias sobre ella :)
    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Sara.
      No te puedes hacer una idea de lo que reconforta leer este tipo de comentarios.
      Un beso

      Eliminar
  17. Como dirían los ingleses, "it´s amazing"
    Gracias por compartir estas entradas con todos nosotros semana a semana.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como dirían los ingleses, "thank you so much"
      Para mí es un placer y un privilegio poder compartir con todos vosotros estas entradas semanales.
      Un abrazo

      Eliminar
  18. eres un genio y tus colaboradores también


    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mis colaboradores sí que lo son, yo sólo escribo ;)
      Un saludo

      Eliminar
  19. Muy bueno Miki! Me ha encantado ver que nombrabas Utsuria (mi Reino favorito!). Estoy deseando leer más

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sé que te gustará Utsuria, Sira. Un reino de conspiraciones, traiciones y terror. Un territorio dónde nada es lo que parece y en el que al mínimo descuido te apuñalan por la espalda.
      ¿Te suena? ;)

      Eliminar
  20. De por sí la novela fantástica no es un género del que lea mucho, pero tu manera de escribir y la facilidad que tienes para llegar al lector ha hecho que me emocione con cada una de tus historias.

    Besos, y gracias por el relato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por leerlo, Marga, y por ser capaz de emocionarte con mis relatos.
      Un beso

      Eliminar
  21. Hola :) Este me ha parecido un poco flojo y no es porque sea malo, sino porque tienes algunas entradas que rozan la perfección. Haré un esfuerzo y seguiré leyéndote todas las semanas a la espera de que publiques el primer libro ^^
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que no te suponga mucho sacrificio el tener que obligarte a seguir leyendo mis relatos, Melisa ;)
      Prometo esforzarme para que todos estén a la altura de tus espectativas.
      Un beso y gracias por seguir ahí.

      Eliminar
  22. Bonita historia cargada de emoción y buenas intenciones. Me alegro de que el final sea el que has elegido.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Belén.
      A todos nos gustan los finales felices... ¿O no? ;)
      Un beso

      Eliminar
  23. Ayer oi hablar de ti y de este blog a unas amigas y he quedado muy impresionada del talento que tienes. Te seguiré y apoyaré apartir de ahora. Me encanta la idea de que un paisano mío esté preparando una saga de libros de fantasía. ^_^
    Espero poder conocerte pronto
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues encantado de tenerte por aquí, Laura, y muy contento de que te haya gustado este blog y de que hayas decidido seguirlo.
      Yo también espero poder conocerte pronto.
      Un beso

      Eliminar
  24. Escribes sobre la temática y el estilo de libros que me gusta *-* y lo haces genial



    un saludo

    ResponderEliminar
  25. Pues yo también me alegro de que no matara a la loba, aunque por un momento pensé que se llevaría a un lobezno. No para fardar... bueno sí, tal vez para hacerlo un poco, pero hay que tener en cuenta que un lobo es muy útil cuando vas de caza, aunque sea difícil, por no decir imposible, amaestrarlo.
    Aunque ahora que lo pienso, eso sería desmesuradamente parecido a Juego de Tronos y parecería un plagio ;)
    PD: ya está aquí la pesada de turno. Vaya, llevo sin leerte más de lo que imaginaba. Espero ponerme al día poco a poco, pasito a pasito, disfrutando de la lectura y sin leer por obligación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí siempre es un placer poder leer tus comentarios, Sonia.
      En cuanto al adiestramiento de los lobos, sí, tienes razón, muy parecido a Juego de Tronos ;)

      Un abrazo

      Eliminar