Viajeros de Mundo Conocido

Este blog pretende poner al seguidor de El Heredero de los Seis Reinos en contacto con los personajes, territorios, historias y tramas que envuelven esta saga de fantasía. Con una periodicidad semanal se subirán relatos y leyendas que tendrán como protagonistas a personajes y hechos que irán apareciendo en las novelas de forma secundaria. Sin duda, el blog Historias de los Seis Reinos será siempre un punto de referencia al que acudir.

lunes, 18 de marzo de 2013

Relato nº 5 La canción del Soplón Mudo



        ¡Canta algo, maldito juglar!
     El grito llegó a Frábero acompañado de un aguacero de cerveza caliente mezclada con babas, que empaparon el pelo del prudente bardo. Las risotadas de la mayor parte de los presentes inundaron el salón de la taberna El Soplón Mudo, sin duda uno de los antros más sucios y detestables de todo el reino de Myrthya. Un refugio de cazadores, tramperos, mercenarios y sufridos campesinos situado en la pequeña aldea de Ilurbia.
         — ¡He dicho que cantes o te clavaré ese trasto que llevas en el mismísimo culo! repitió desde una de las mesas centrales un tosco y barbudo gigantón borracho y pestilente.


        Todas las miradas se clavaron en Frábero, hombre de mediana edad y apariencia débil que un buen día, muchos  años atrás, decidió hacer de la música y de la poesía su razón para existir y desde entonces viajaba acompañado de un viejo laúd y una extraña flauta de una a otra esquina de Mundo Conocido cantando y recitando sus composiciones. El temeroso aedo apartó con delicadeza la silla en la que estaba sentado y se apoyó sobre la mesa mientras afinaba las cuerdas de su instrumento. Pronto, una dulce melodía comenzó a sonar impregnando la taberna de un sosiego desconocido hasta entonces entre aquellas mugrientas paredes. Los gritos, risas, eructos y disputas disminuyeron hasta hacerse casi imperceptibles y si alguno osaba levantar la voz más de la cuenta era invitado a guardar silencio por la fuerza.
        Cuando la música se erigió conquistadora de aquellos burdos borrachos, Frábero comenzó a cantar con una voz suave y melódica.


                    Dime madre si hay en la vida
              un motivo justo por el que luchar.
              Dime madre si con mi temprana muerte
              la vida de otros conseguiré salvar.

              Dime madre, si éste es mi mundo,
              por qué el extraño lo quiere arrasar.
              Dime madre si el color de mi sangre
              es tan distinto de quien me va a degollar.

              Moriré por quien amo;
              moriré por la tierra que me vio nacer.
              Moriré luchando en vano;
              moriré por aquello que aún me queda
              por conocer.

              Dime madre que será de ti
              cuando ya no podamos conversar.
              Dime madre cual es el secreto
              para marcharme de tu lado sin suspirar.
   
              Dime madre que en tu recuerdo
              un hueco para mí guardarás.
              Dime madre que en el olvido,
              tu hijo, que te quiere, no caerá.

              Moriré por quien amo;
              moriré por la tierra que me vio nacer.
              Moriré luchando en vano;
              moriré por aquello que aún me queda
              por conocer.


Cuando la música dejó de sonar, el silencio reinó en la estancia. Sólo el sonido de una silla al caer y de la puerta de la taberna cerrándose con un golpe seco rompieron el sosiego que reinaba en el salón. Fuera, en la oscuridad de la noche, las antorchas sujetas en las paredes de las casas dibujaban una enorme sombra que se movía con velocidad hasta entrar en una morada situada no muy lejos del local. Allí, una anciana remendaba unos destartalados calzones sentada en una mecedora. La silueta se abalanzó sobre la mujer y la abrazó con fuerza mientras le daba un tierno beso en su frente. Luego, con la misma rapidez que llegó, el tosco y barbudo gigantón, borracho y pestilente, salió de la cabaña en dirección a la taberna dejando tras de sí a su sorprendida y sonriente madre.






La balada pertenece al cancionero del antiguo mundo recitado por bardos y aedos.

34 comentarios:

  1. Me ha sorprendido el giro narrativo, el cambio de ritmo y la ambientación. Diferente y original. Me gusta!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, el Heredero de los Seis Reinos es un libro que no sólo recoge acción, traición, peligros y aventuras, aunque si es verdad que éstas serán las más abundantes.
      Me alegra que te haya gustado

      Eliminar
  2. La verdad, escribas lo que escribas, siempre sorprendes. Es un privilegio que podamos leer estos pequeños fragmentos de tu inventiva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Rocío. Vamos por el buen camino, poco a poco, día a día, seguimos trabajando para hacer de este proyecto algo grande.

      Eliminar
  3. Un relato bien diferente a los anteriores que no deja de ser buenísimo. Esperando ya el siguiente Miki!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Sira. Espero poder seguir sorprendiéndote con los relatos que están por llegar.

      Eliminar
  4. Es una historia que contagia ternura. Muy linda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa era la idéa, Patricia.
      Muchas gracias por tu comentario.

      Eliminar
  5. Mi buen escribiente. Debo decirte que no está mal la historia que cuentas, sibien me gustaron mas las anteriores.
    Saludos templarios

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Intentaré que la próxima vuelva a ser de vuestro agrado, mi amigo templario.
      Un saludo

      Eliminar
  6. Un nuevo relato y una nueva grata sorpresa. Sigue así porque de verdad que merece la pena leerte. Deseando que llegue el lunes que viene para leer un nuevo relato tuyo ;) Enhorabuena!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué alegría verte por aquí, Sonia. Me alegra que te haya gustado y espero poder seguir amenizando tus lunes con los relatos que están por llegar.
      Gracias por tu apoyo.

      Eliminar
  7. Desde luego chapeau,una vez mas me ha gustado el relato y su cancionero,te deseo lo mejor y que sigas maravilladonos con tus relatos todos los Lunes.Enhorabuena,con cariño Maribel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Maribel.
      Me hace muchísima ilusión saber que te gusta lo que voy escribiendo.
      Gracias por seguirme con ese cariño.
      Besos

      Eliminar
  8. Hasta el aparentemente más indeseable de los hombres tiene una madre a quien adorar.
    Bonita moraleja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No puedo añadir nada más, Rosa. Ya lo has dicho todo.
      Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  9. Un bonito relato que difiere en ritmo y argumento de lo que llevabas escrito hasta ahora. La diveridad de argumentos aumenta el placer de la lectura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Susana. Esa es la idea. Ir alternando los relatos de acción y misterio con otros temas de ritmo y argumento diferentes. Al fin y al cabo el libro mezclará mucha acción con sentimientos y relaciones personales de los protagonistas.

      Eliminar
  10. cuando he terminado de leer este cuento he llamado a mi madre simplemente porque me apetecia.
    muy bueno

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues qué bonito es esto que cuentas. Yo, lamentándolo mucho, no puedo llamar a mi madre, pero sin duda cuando escribí este relato pensé en ella.
      Gracias por tus palabras.

      Eliminar
  11. Respuestas
    1. Lo interpretaré como que te ha gustado :)
      Gracias

      Eliminar
  12. hijo mio, no tienes más talento porque no puedes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras, Anabel. No sabes lo que se agradecen y el impulso que me dan a seguir escribiendo.

      Eliminar
  13. "era invitado a guardar silencio por la fuerza." Pues si eso es una invitación, no quiero saber lo que será una obligación u orden.
    La canción es muy bonita, simple y repetitiva, pero creo que ahí radica su encanto.
    No me ha gustado nada que el borracho se ablandara así con la canción, me ha recordado a ¿has visto la película de Enredados? la taberna del Pato Modosito -creo que es- está llena de delincuentes, asesinos, uno con un garfio, todos altos y musculosos... vamos, que da miedo hasta decirles hola, pues Rapunzel canta una cancion y todos se ponen a cantar -.- Que sí, que ya se que es infantil y en eso consiste la escena, en mostrar que las apariencias no son todo y que todo el mundo tiene su corazoncito y bla bla, pero la actitud del borracho barbudo me ha recordado a estos tipos, y no me ha gustado nada porque la gente como él no se ablandan por canciones, se ríen de ellas -y más si las canciones tienen razón-

    Pero oye, es tu historia :) y aún así me gusta el relato. Y además, creo que es el dibujo que más me ha gustado hasta ahora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ahora que lo dices, sí que he visto la escena en la que Rapunzel se pone a cantar y calla a todos los tipos rudos, pero vamos, no es que se me pasara por la cabeza cuando escribí este relato :)
      Normalmente los tipos así no se hablandan y solemos querer que acaben machacados por el protagonista o les pase algo malo, pero como bien dices, la idea es mostrar que todos tienen corazón dentro de esa apariencia indeseable.
      En cuanto al dibujo, sí, estoy de acuerdo contigo, este es uno de los mejores que hasta ahora ha hecho Rocío.
      Gracias por tus comentarios, Sonia.

      Eliminar
  14. ME gusta leer fantasía épica / medieval y frecuentemente nos encontramos con escenas de taberna, bardos que hace brotar la alegría o la pena de todos con su música o sus letras de forma casi mágica... y verdaderamente me ha encantado encontrarme con que AQUÍ también hay tarbernas, bardos, mercenarios y cazadores.... jajaja

    ¡No podía faltar!

    Y un detalle me ha picado la mente... quizás sea el tabernero Soplón Mudo, aquel posadero que perdió la lengua y violaron a su mujer ¿?

    Me encanta ir atando cabos... falle o acierte, pero ir creando en mi cabeza mi propio puzzle de la historia y los personajes... y en definitiva, el mundo de "Los 6 Reinos"

    Por aquí seguiré, como ves cada vez más enganchada.
    xoxo
    Amarie

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, no te diré si vas bien o no en tus conjeturas para no deshacerte el puzle. Has captado a la perfección la esencia de este blog, que no es otra que ir poniendo al lector en situación y familiarizándolo con los Seis Reinos.

      Para mí es muy importante saber que a alguien que lleva tantos libros leídos a sus espaladas le gusta lo que escribo.
      Muchas gracias

      Eliminar
  15. Otra cosita ....
    Como normalmente suelen ser extranjeras las novelas de este tipo, los poemas y canciones están traducidas mejor o peor... pero normalmente no me gustan porque pierden rima o sentido.

    Así que tu canción es chulisima en ese sentido ¡me encanta! Se entiende, transmite y RIMA!!
    xoxo
    Amarie
    Libros hasta el Amanecer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi trabajo me costó ;)
      Mi idea es que algunas de estas canciones/poemas aparezcan en las obras. Creo que de alguna manera ayudarán a comprender el por qué de algunas situaciones.

      Eliminar